Prevención del delito

Las empresas deben contar con un órgano de control permanente, encargado de verificar el cumplimiento de las disposiciones legales aplicables para darle seguimiento a las políticas internas de prevención delictiva y hayan realizado antes o después del hecho imputado, la disminución del daño provocado por el delito.